Octubre de 2003 - Año No. 2 - Edición No. 7

Documentos de Paz

POR UNA SOCIEDAD EN POSTCONFLICTO

Alonso Ojeda Awad.

Director Proyecto de pedagogía de Paz y Convivenvia. Universidad Pedagógica Nacional.

 

Los últimos acontecimientos nacionales han estado determinados por la búsqueda de caminos que permitan  un acuerdo humanitario en el conflicto social y armado que vive Colombia y cuyas consecuencias son especialmente dramáticas  en lo que se refiere a violación de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional Humanitario, actos que se expresan en miles de asesinatos, corrupción, pobreza, desempleo e impunidad, que han lanzado a cientos de colombianas y colombianos al exilio, degradando  aún más las frágiles  condiciones de unidad  que requiere la familia colombiana.

 

Desde la Universidad Pedagógica Nacional, y en especial desde nuestro Programa de Paz hemos venido, en forma sistemática y cotidiana, haciendo un llamado a las fuerzas vivas de la sociedad colombiana para procurarnos  entre todos una salida política dialogada a los graves desajustes sociales y económicos  que nos afligen.

 

La necesidad de buscar una desconcentración en la posesión de la tierra es urgente, para hacer realidad lo que el estudioso de la problemática agraria Dr. Darío Fajardo, ha dicho con su creativo planteamiento: “Aflojemos la tierra para que crezca la semilla de la paz”.

 

Por otro lado, debemos encontrar un compromiso entre todos los colombianos  para que los aberrantes índices de pobreza que están ubicados en el 67%, sean descendidos a la mayor celeridad, permitiendo una sociedad más incluyente, democrática y participativa.

 

Que el desempleo, esa asfixiante situación social que cubre de angustia y de hambre a amplios sectores sociales, sea por fin  doblegada y superada, elevando las tasas de empleo a cifras que nos hagan ver como una sociedad humana y solidaria.

 

Y por último, que el doloroso proceso de las familias desplazadas de tantos colombianos y colombianas que ya supera la cifra de dos millones y medio, puedan regresar a sus parcelas y reconstruir sus vidas desde lo psicológico, lo social, lo pedagógico y lo económico.

 

Para lograr una nueva situación que nos permita asumir nuestros conflictos con la razón y con la inteligencia, requerimos que los estamentos que constituyen la estructura fundamental de la sociedad, convoquen y llamen a todos los sectores vitales, para encontrar caminos que nos lleven a parar esta guerra irregular. Definir y firmar, los actores armados, un armisticio  que suspenda de una vez por todas las hostilidades y se comience entre todos a superar las causas raizales que han generado la violencia.

 

La Iglesia Católica con la autoridad y el reconocimiento que le profesa toda la población colombiana, junto a los sectores empresariales, a la universidad colombiana y a los representantes de la cultura, y de los partidos políticos deben expresarse ya y sin demora, por una salida política racional y comprometida con los más altos destinos de la Patria.

 

Desde la Universidad Pedagógica Nacional ratificamos el inclaudicable compromiso de continuar trabajando por la solución pacífica de los conflictos y por la reconciliación de los colombianos.

 

| PAGINA DE INICIO | EDITORIAL | MISIÓN | VISIÓN | PUBLICAR | POLÍTICA | ECONOMÍA | JURÍDICO | FILOSOFÍA | QUIENES SOMOS | CONTACTOS | EVENTOS | REGLAMENTO DE PUBLICACIÓN | EDICIONES ANTERIORES |

 Revista publiEnsayos® copyright © 2003DERECHOS RESERVADOS, se observa mejor con I.E 5.0 de resoluciones de  800X600

 escribale al  WEBMASTER